sábado, 23 de mayo de 2009

Por tantos

El sostenimiento de la Iglesia depende exclusivamente de los católicos y de todas aquellas personas que reconocen la labor de la Iglesia.

Quienes líbremente quieran hacerlo pueden marcar la casilla de la Iglesia Católica en su Declaración de la Renta. Si así lo haces, un 0,7% de tus impuestos se dedicarán a la ingente labor que la Iglesia desarrolla, sin coste adicional para el contribuyente.

Con este sencillo gesto no tendrás que pagar más ni tampoco te devolverán menos. Además, al mismo tiempo, puedes marcar también la casilla a favor de otros fines sociales.

video