lunes, 19 de diciembre de 2011

Felices fiestas de Navidad


“Aquel que es el creador del hombre
se hizo hombre para traer al mundo la paz"
(Benedicto XVI. Homilía del 25 de diciembre de 2007)

El Foro Cristo de la Vera Cruz desea a todos unas santas y felices fiestas de Navidad, en la paz y en la alegría de Cristo recién nacido, y un año 2012 lleno de bendiciones del cielo.

 

lunes, 28 de noviembre de 2011

Corona de Adviento

Hemos comenzado el año litúrgico (ciclo B) y con él el tiempo de Adviento en el que nos preparamos para celebrar la encarnación del Verbo, el nacimiento de Jesús.

En las misas de este primer domingo de Adviento pudimos ver en el altar una corona con cuatro velas, que al comienzo de la misa fue bendecida y encendida una de sus velas.

Una corona como símbolo sobre las cabezas, ya sea vegetal o de ricos metales y piedras, expresa elevación y poder y es atributo de los que han triunfado. Pensemos por ejemplo en las coronas de los reyes y emperadores o en las coronas de los deportistas.

La corona de Adviento situada en el altar mayor de la parroquia está formada por un círculo de hojas verdes perennes y lleva insertadas cuatro velas de diferentes colores: verde, morada, blanca y roja.

Cada domingo de Adviento una vela nos va a recordar la cercanía de la Navidad.

El origen de las coronas de Adviento se remonta a las costumbres pre cristianas de los germanos, quienes en las noches frías de diciembre colectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera, representando una rogativa al sol que regresará con su luz y calor.

La corona de Adviento es un ejemplo de la cristianización de la cultura. Lo viejo ahora toma un nuevo y pleno contenido en Cristo. Cristo vino para hacer todas las cosas nuevas (Ap. 21, 5).

Los cristianos supieron apreciar la enseñanza de Jesús: “Yo soy la luz del mundo. El que me siga no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida” (Jn 8, 12). 

Nosotros, unidos a Jesús, también somos luz: “Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña” (Mt 5, 14).

En el siglo XVI católicos y protestantes alemanes usaban la corona con velas para celebrar el Adviento. Jesús es la luz que ha venido, que está con nosotros y que vendrá con gloria, y las velas anticipan la venida de la luz en la Navidad: Jesucristo.

Las ramas con hojas verdes perennes recuerdan que Jesús es la vida eterna. Cristo está vivo entre nosotros.

Y el círculo, como figura geométrica perfecta, significa que Dios no tiene principio ni fin. Representa la unidad y eternidad de Dios.

En este primer domingo de Adviento fue bendecida la corona y se encendió la primera vela, la verde. 

En el segundo domingo, se encenderán dos velas: la verde y la morada. 

El tercer domingo de Adviento, las velas verde, morada y blanca. 

Y en la cuarta semana se encenderán ya todas las velas: verde, morada, blanca y roja.
 

jueves, 17 de noviembre de 2011

Donar sangre es regalar vida

Donar sangre es regalar vida. Con estas palabras titula Mons. Asenjo la carta pastoral de este domingo, que pretende mentalizar y sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de donar sangre (leer carta pastoral).

En palabras de nuestro Arzobispo, para la Iglesia donar sangre es un acto supremo de caridad, una forma excelente de fraternidad y de amor auténtico. Todos, creyentes o no, deberíamos donar sangre periódicamente, si nuestra salud nos lo permite.

El mismo Benedicto XVI nos alentaba recientemente al saludar cordialmente a todos los donantes e invitar a los jóvenes a seguir su ejemplo.

En este contexto, desde la Parroquia de San Eutropio el grupo de formación de la Vera Cruz ha adquirido el compromiso con el Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Sevilla de colaborar activamente en las campañas de donación de sangre en Paradas, ayudando en la organización de las donaciones.

La próxima donación de sangre en Paradas será el jueves 1 y viernes 2 de diciembre, en el salón parroquial, y desde aquí nos unimos a la invitación de nuestro Arzobispo y del Santo Padre y animamos a todas aquellas personas que les sea posible a que en esos días (horario de tarde) se acerquen a la parroquia para regalar vida a quienes la necesitan.


sábado, 12 de noviembre de 2011

Nota ante las elecciones generales de 2011

Se reproduce a continuación la nota publicada por la Comisión Permente de la Conferencia Episcopal Española:


Nota ante las elecciones generales de 2011

1. El próximo día 20 de noviembre estamos todos convocados a las urnas. Con este motivo, los obispos ofrecemos a los católicos y a cuantos deseen escucharnos algunas consideraciones que ayuden al ejercicio responsable del deber de votar. Es nuestra obligación de pastores de la Iglesia orientar el discernimiento moral para la justa toma de decisiones que afectan a la realización del bien común y al reconocimiento y la tutela de los derechos fundamentales, como es el caso de las elecciones generales.

2. En su discurso sobre los fundamentos del derecho, pronunciado el mes pasado ante el Parlamento federal de Alemania, el Papa recordaba que “el cristianismo nunca ha impuesto al Estado y a la sociedad un derecho revelado, un ordenamiento jurídico derivado de una revelación. Se ha referido, en cambio, a la naturaleza y a la razón como verdaderas fuentes del derecho [...], la razón abierta al lenguaje del ser”. Nosotros hacemos nuestras consideraciones desde ese horizonte de los fundamentos prepolíticos del derecho, sin entrar en opciones de partido y sin pretender imponer a nadie ningún programa político. Cada uno deberá sopesar, en conciencia, a quién debe votar para obtener, en conjunto, el mayor bien posible en este momento.

3. No se podría hablar de decisiones políticas morales o inmorales, justas o injustas, si el criterio exclusivo o determinante para su calificación fuera el del éxito electoral o el del beneficio material. Esto supondría la subordinación del derecho al poder. Las decisiones políticas deben ser morales y justas, no sólo consensuadas o eficaces; por tanto, deben fundamentarse en la razón acorde con la naturaleza del ser humano. No es cierto que las disposiciones legales sean siempre morales y justas por el mero hecho de que emanen de organismos políticamente legítimos.

4. En concreto, como ha señalado el Papa en agosto, aquí en Madrid, la recta razón reconoce que hemos sido creados libres y para la libertad, pero que no actúan de modo conforme con la verdadera libertad quienes “creyéndose dioses, piensan no tener necesidad de más raíces y cimientos que ellos mismos; desearían decidir por sí solos lo que es verdad o no, lo que es bueno o malo, lo justo o lo injusto; decidir quién es digno de vivir o puede ser sacrificado en aras de otras preferencias; dar a cada instante un paso al azar, sin rumbo fijo, dejándose llevar por el impulso de cada momento”.

5. Por todo ello, hemos de llamar de nuevo la atención sobre el peligro que suponen determinadas opciones legislativas que no tutelan adecuadamente el derecho fundamental a la vida de cada ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, o que incluso llegan a tratar como un derecho lo que en realidad constituye un atentado contra el derecho a la vida. Son también peligrosos y nocivos para el bien común ordenamientos legales que no reconocen al matrimonio en su ser propio y específico, en cuanto unión firme de un varón y una mujer ordenada al bien de los esposos y de los hijos. Es necesario promover nuevas leyes que reconozcan y tutelen mejor el derecho de todos a la vida, así como el derecho de los españoles a ser tratados por la ley específicamente como “esposo” y “esposa”, en un matrimonio estable, que no quede a disposición de la voluntad de las partes ni, menos aún, de una sola de las partes.

6. La grave crisis económica actual reclama políticas sociales y económicas responsables y promotoras de la dignidad de las personas, que propicien el trabajo para todos. Pensamos en tantas familias, carentes de los medios necesarios para subvenir a sus necesidades más básicas. Pensamos también en el altísimo porcentaje de jóvenes que nunca han podido trabajar o que han perdido el trabajo y que, con razón, demandan condiciones más favorables para su presente y su futuro. Son necesarias políticas que favorezcan la libre iniciativa social en la producción y que incentiven el trabajo bien hecho, así como una justa distribución de las rentas; que corrijan los errores y desvíos cometidos en la administración de la hacienda pública y en las finanzas; que atiendan a las necesidades de los más vulnerables, como son los ancianos, los enfermos y los inmigrantes.

7. El ordenamiento jurídico debe facilitar el ejercicio efectivo del derecho que asiste a los niños y jóvenes a ser educados de modo que puedan desarrollar lo más posible todas sus capacidades. Debe evitar imposiciones ideológicas del Estado que lesionen el derecho de los padres a elegir la educación filosófica, moral y religiosa que deseen para sus hijos. En cambio, ha de ser facilitada la justa iniciativa social en este campo. La presencia de la enseñanza de la religión y moral católica en la escuela estatal - como asignatura fundamental opcional - es un modo de asegurar los derechos de la sociedad y de los padres que exige hoy una regulación más adecuada para que esos derechos sean efectivamente tutelados.

8. Recordamos de nuevo que se reconoce la legitimidad moral de los nacionalismos o regionalismos que, por métodos pacíficos, desean una nueva configuración de la unidad del estado español. Y también, que es necesario tutelar el bien común de la nación española en su conjunto, evitando los riesgos de manipulación de la verdad histórica y de la opinión pública por causa de pretensiones separatistas o ideológicas de cualquier tipo.

9. Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, dado que el terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión justa y razonable de la vida.

10. Ante los desafíos que se presentan a la comunidad internacional, son necesarias políticas guiadas por la búsqueda sincera de la paz, basadas en el respeto al derecho, nacional e internacional, así como en la promoción del entendimiento y de la solidaridad entre los pueblos y las culturas.

Pedimos al Señor de la paz y a su Madre santísima que iluminen a quienes vamos a votar, para que lo hagamos de manera verdaderamente libre y responsable.

Fuente: http://www.conferenciaepiscopal.es/index.php/documentos-permanente/2370-nota-ante-las-elecciones-generales-de-2011.html

 

domingo, 6 de noviembre de 2011

En el mes de noviembre

Carta pastoral de nuestro Arzobispo en este mes de los difuntos.
 
Queridos hermanos y hermanas:

Hemos comenzado el mes de noviembre, que en la piedad popular está dedicado a quienes "nos han precedido en el signo de la fe y duermen ya el sueño de la paz". Desde antiguo la Iglesia ha honrado con gran piedad el recuerdo de los difuntos y ha ofrecido sufragios por ellos, pues “es una idea piadosa y santa orar por los difuntos para que sean liberados del pecado” (2 Mac, 12,46)". La visita al cementerio y la oración, mortificación y limosna en sufragio de nuestros seres queridos difuntos y también de aquellos que no tienen quien rece por ellos, es una elocuente profesión de fe en la vida eterna y en el dogma de la comunión de los Santos. Con ello manifestamos visiblemente nuestra convicción de que los miembros de la Iglesia peregrina, junto con los Santos del cielo y los hermanos que se purifican en el purgatorio, constituimos un cuerpo, una familia, que participa de un patrimonio común, el tesoro de la Iglesia, del que forman parte los méritos infinitos de Jesucristo, muy especialmente su pasión, muerte y resurrección, y la oración constante de quien "vive siempre para interceder por nosotros" (Hbr 7,25).

A este patrimonio precioso pertenecen también los méritos e intercesión de la Santísima Virgen y de los Santos, la plegaria de las almas del purgatorio y nuestras propias oraciones, sacrificios y obras buenas, que hacen crecer el caudal de gracia del Cuerpo Místico de Jesucristo. Siempre, pero especialmente en el mes de noviembre encomendemos a las benditas almas del purgatorio y encomendémonos también a ellas pues mucho pueden favorecer nuestra vitalidad espiritual y apostólica.

El mes de noviembre y la Palabra de Dios de estos días finales del año litúrgico nos recuerdan los Novísimos, las verdades últimas de nuestra vida, algo que pertenece a la integridad de la fe católica. Nos invitan además a la vigilancia, que no es vivir bajo el temor de un Dios justiciero que está esperando nuestros yerros o pecados para castigarnos. Esta actitud de desconfianza y miedo ante Dios, sólo engendra personas obsesivas y escrupulosas, que piensan que Dios es un ser predispuesto contra el hombre, quien debe ganarse su salvación con sus solas fuerzas y luchando contra enormes imponderables.

La vigilancia cristiana es una actitud positiva que tiene como raíz el optimismo sobrenatural de sabernos hijos de un Padre bueno, que quiere nuestra salvación y felicidad y que nos da los medios para alcanzarla. Es concebir la vida cristiana como una respuesta amorosa a Dios que nos ama, que es fiel a sus promesas y que espera nuestra fidelidad con la ayuda de su gracia. La actitud de vigilancia debe penetrar y matizar toda la vida del cristiano, para saber distinguir los valores auténticos de los sólo aparentes. La cultura actual nos impone modos de pensar, actuar y entender la vida que nada tienen que ver con los auténticos valores humanos y cristianos. Es necesaria, pues, una actitud crítica ante lo que vemos, escuchamos o leemos y una independencia de criterio ante los mensajes contrarios al Evangelio con que, directa o indirectamente, nos agreden los medios de comunicación.

La vigilancia es también necesaria para que no se debilite nuestra conciencia moral recta, capaz de distinguir el bien del mal, lo derecho de lo torcido. De lo contrario, la conciencia puede endurecerse hasta perder el sentido del pecado. Medios eficaces para conservar la rectitud moral son la confesión frecuente y el examen de conciencia diario, que tanto pueden ayudarnos en nuestro camino de fidelidad al Señor.


Es necesaria también la vigilancia ante los peligros que pueden debilitar nuestra fe o nuestra vida cristiana. El cristiano no puede vivir en una atmósfera permanente de miedo o de temor, pero tampoco ha de ser atolondrado, ni creerse invulnerable ante los peligros o tentaciones del demonio. Ha de vivir su vida cristiana con responsabilidad y sabiduría, para descubrir los peligros que pueden poner en riesgo nuestra fe y, sobre todo, nuestro mayor tesoro, la vida de la gracia, que es comunión con el Padre, el Hijo y el Espíritu, que vive en nosotros dando testimonio de que somos hijos de Dios, y que es ya en este mundo anticipo de la vida de la gloria.

Para vivir la esperanza cristiana en la salvación definitiva no hay mejor camino que tomar en serio el momento presente en función de los acontecimientos finales. Este es el estilo de los Santos. De este modo no consideraremos la muerte como una tragedia, sino que la esperaremos con la paz y la alegría de quienes se preparan para el encuentro y el abrazo definitivo con Dios. Que la Santísima Virgen, a la que todos los días decimos muchas veces "ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte", nos cuide y proteja ahora y en la hora postrera de nuestra vida.

Para todos, mi saludo fraterno y mi bendición.

+ Juan José Asenjo Pelegrina
Arzobispo de Sevilla

lunes, 24 de octubre de 2011

Misa de difuntos

El próximo viernes 28 de octubre, la misa de las 20 horas de nuestra Parroquia de San Eutropio será aplicada por el eterno descanso de los hermanos, devotos y bienhechores difuntos de la Primitiva Hermandad de la Vera Cruz.

Desde esta página se ruega la asistencia a tan piadoso acto de caridad cristiana.

Dales, Señor, el descanso eterno.
Y brille para ellos la luz eterna.
Que las almas de todos los fieles difuntos descansen en paz.
Amén.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Misa de comienzo del curso pastoral

El viernes 21 de octubre, a las 20 horas, se celebrará en nuestra Iglesia Parroquial de San Eutropio una Eucaristía con motivo del inicio del curso pastoral 2011/2012.

Aunque este curso, marcado por la llegada de nuestro párroco don Francisco Javier Aranda Palma, ya comenzó en septiembre, a la celebración de este viernes de la misa del Espíritu Santo está llamada toda la feligresía en general y en particular los diferentes grupos que a lo largo del año participan en la vida de la parroquia, como es en nuestro caso el Grupo de Formación de la Hermandad de la Vera Cruz.

Esta misa será un punto de encuentro de todos los grupos y colaboradores de la parroquia en torno al altar, con el deseo de revivir el misterio de Pentecostés, la maravillosa experiencia de comunión y unidad, y en la que implorar los dones del Espíritu Santo, tan necesarios para cumplir bien con nuestros menesteres.



martes, 4 de octubre de 2011

Reflexión: carta de Santo Tomás Moro antes de ser decapitado

“Me pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza”

De una carta de Santo Tomás Moro, escrita en la cárcel a su hija Margarita, antes de ser decapitado por orden del Rey Enrique VIII, el día 6 de julio de 1535:

“Aunque estoy bien convencido, mi querida Margarita, de que la maldad de mi vida pasada es tal que merecería que Dios me abandonase del todo, ni por un momento dejaré de confiar en su Inmensa Bondad. Hasta ahora, su Gracia Santísima me ha dado fuerzas para postergarlo todo: las riquezas, las ganancias y la misma vida, antes que prestar juramento en contra de mi conciencia; hasta ahora, ha inspirado al mismo Rey la suficiente benignidad para que no pasara de privarme de la libertad (y, por cierto, que con esto solo su Majestad me ha hecho un favor más grande, por el provecho espiritual que de ello espero sacar para mi alma, que con todos aquellos honores y bienes de que antes me había colmado). Por esto, espero confiadamente que la misma Gracia Divina continuará favoreciéndome, no permitiendo que el Rey vaya más allá, o bien dándome la fuerza necesaria para sufrir lo que sea con paciencia, con fortaleza y de buen grado.

Está mi paciencia, unida a los méritos de la dolorosísima Pasión del Señor (infinitamente superior en todos los aspectos a todo lo que yo pueda sufrir), mitigará la pena que tenga que sufrir en el Purgatorio y, gracias a su Divina Bondad, me conseguirá más tarde un aumento premio en el Cielo.

No quiero, mi querida Margarita, desconfiar de la Bondad de Dios, por más débil y frágil que me sienta. Más aún, si a causa del terror y el espanto viera que estoy ya a punto de ceder, me acordaré de San Pedro, cuando, por su poca fe, empezaba a hundirse por un solo golpe viento, y haré lo que él hizo. Gritaré a Cristo: Señor, sálvame. Espero que entonces Él, tendiéndome la mano, me sujetará y no dejará que me hunda.

Y, si permitiera que mi semejanza con Pedro fuera aún más allá, de tal modo que llegara a la caída total y a jurar y perjurar (lo que Dios, por Su Misericordia, aparte lejos de mí, y haga que una tal caída redunde más bien en perjuicio que en provecho mío), aún en este caso espero que el Señor me dirija, como a Pedro, una mirada llena de misericordia y me levante de nuevo, para que vuelva a salir en defensa de la verdad y descargue así mi conciencia, y soporte con fortaleza el castigo y la vergüenza de mi anterior negación.

Finalmente, mi querida Margarita, de lo que estoy cierto es de que Dios no me abandonará sin culpa mía. Por esto, me pongo totalmente en Manos de Dios con absoluta esperanza y confianza. Si a causa de mis pecados permite mi perdición, por lo menos Su Justicia será alabada a causa de mi persona. Espero, sin embargo, y lo espero con toda certeza, que Su Bondad Clementísima guardará fielmente mi alma y hará que sea Su Misericordia, más que su Justicia, lo que se ponga en mí de relieve.

Ten, pues, buen ánimo, hija mía, y no te preocupes por mí, sea lo que sea que me pase en este mundo. Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que Él quiere, por muy malo que nos parezca, es en realidad lo mejor”.

 

lunes, 19 de septiembre de 2011

Formación, 30 de septiembre

El próximo viernes 30 de septiembre a las 21:30 horas se celebrará reunión de formación del grupo de la Vera Cruz, en el salón parroquial.

Con esta reunión comenzamos el curso 2011/2012. Será la primera de las reuniones con nuestro nuevo párroco, don Francisco Javier Aranda Palma.

Pedimos al Señor que con su ayuda don Francisco, en su nuevo oficio de Párroco de San Eutropio, colme de bienes espirituales a todo nuestro pueblo de Paradas y en particular acreciente y haga germinar la semilla que desde hace unos años crece en este grupo de formación de la Vera Cruz.



martes, 13 de septiembre de 2011

14 de septiembre, Exaltación de la Santa Cruz (Fiesta)

La fiesta del 14 de septiembre es la más antigua en honor de la Santa Cruz. Primitivamente conmemoraba el recuerdo de la invención (descubrimiento) de la Verdadera y Santa Cruz de Cristo por Santa Elena y la dedidación de la Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Esta fiesta se fue extendiendo por las iglesias que conservaban un Lignum Crucis, que ya en el siglo IV eran muchas por la cristiandad. En Jerusalén la fiesta tenía por entonces la misma categoría que la Pascua y la Epifanía, asistían más de cincuenta obispos y se celebraba durante ocho días, como referió la monja Egeria en su libro Itinerario o Peregrinación a los Santos Lugares.

Se atribuye al Papa Sergio (687-701) haber introducido en la liturgia romana el mostrar y adorar en este día el fragmento de la Vera+Cruz que se llevó a Roma en tiempos del Emperador Constantino, ceremonia similar a la del Viernes Santo y que todavía se realizaba en el siglo XIII.

Detalle de la Exaltación de la Santa Cruz, de Valdés Leas (Iglesia Hospital de la Santa Caridad, Sevilla), que narra el momento en el que el emperador de Bizancio, Heráclito, después de haber rescatado la Cruz de Cristo que el monarca persa Corroes había robado de Jerusalén, se presenta en las puertas de la ciudad para entrar triunfalmente en ella, y se apareció un ángel indicando que por la puerta en la que Cristo había entrado en una borriquita, él no podia entrar haciendo ostentación, por lo que se despojó de sus vestiduras. El cuadro representa que igual que Heráclito no pudo entrar en Jerusalén revestido de su pompa y boato, tampoco nadie entrará con sus riquezas en el Paraíso.

Oración:

¡Oh cruz admirable, en cuyas ramas estuvo suspendido el tesoro y la redención de los cautivos! Por ti el mundo fue redimido con la sangre de su Señor.

¡Oh cruz, que fuiste consagrada por el cuerpo de Cristo, y estuviste adornada con sus sagrados miembros como con piedras preciosas! Por ti el mundo fue redimido con la sangre de su Señor.

¡Oh cruz gloriosa, en ti triunfó el Rey de los ángeles! Con su sangre lavó nuestras heridas. ¡Oh cruz gloriosa, en ti triunfó el Rey de los ángeles!

Por tu cruz, Señor, llévanos a tu reino. Tú que fuiste elevado en la cruz, como la serpiente fue elevada por Moisés en el desierto, elévanos hasta la gloria de tu reino.


Páginas relacionadas (publicaciones de años anteriores):


Exaltación de la Santa Cruz

jueves, 8 de septiembre de 2011

Natividad de la Virgen María

Hoy, 8 de septiembre, la Iglesia celebra la fiesta del nacimiento de la Virgen María.

De la oración de vísperas de hoy, tomamos prestado este hermoso himno de Lope de Vega dedicado a la Natividad de María:

Canten hoy, pues nacéis vos,
los ángeles, gran Señora,
y, ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.

Canten hoy, pues a ver vienen
nacida su Reina bella,
que el fruto que esperan de ella
es por quien la gracia tienen.

Digan, Señora, de vos,
que habéis de ser su Señora,
y, ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.

Pues de aquí a catorce años,
que en buena hora cumpláis,
verán el bien que nos dáis,
remedio de tantos daños.

Canten y digan, por vos,
que desde hoy tienen Señora,
y, ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.

Y nosotros, que esperamos
que llegue pronto Belén,
preparamos también
el corazón y las manos.

Vete sembrando, Señora,
de paz nuestro corazón,
y, ensayemos, desde ahora,
para cuando nazca Dios.


Amén.

Y en el día de esta hermosa y alegre fiesta, el Foro Cristo de la Vera Cruz desea felicitar a todas las mujeres que llevan el hermoso nombre de María, en cualquiera de sus advocaciones.

lunes, 29 de agosto de 2011

JMJ: Palabras de Benedicto XVI en España

Dos millones de jóvenes acudieron a Madrid a rezar con el Papa, a confesar públicamente su fe en Cristo, a estrechar sus vínculos de comunión con el Sucesor de Pedro, con los pastores de la Iglesia (970 obispos y más de 14.000 sacerdotes) y con una muchedumbre inmensa de jóvenes de todo el mundo, como afirma nuestro Arzobispo don Juan José en su reciente carta pastoral a la vuelta de Madrid.


Jóvenes que escucharon atentamente las palabras del Santo Padre Benedicto XVI en estas Jornadas que tuvieron sus puntos más álgidos en el aeródromo de Cuatrovientos, en la noche de adoración al Santísimo en mitad de una fuerte tormenta, y en la misa de clausura en la mañana del domingo.


Quienes quisieron boicotear estos días tan maravillosos no se salieron con la suya y tantas oraciones elevadas a Dios dieron y seguirán dando muchos y buenos frutos.


A modo de resumen de esta JMJ, publicamos las palabras que dirigió Benedicto XVI durante estos días. Pueden leerlas pulsando en el siguiente enlace.



viernes, 12 de agosto de 2011

La Asunción de la Virgen María

Es dogma de fe que María Santísima fue llevada al cielo en cuerpo y alma, acontecimiento que celebramos el 15 de agosto, día de precepto y en el que, por tanto, todos los fieles católicos estamos llamados a asistir a misa.


La Asunción es un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos.

Este día, recordamos que María es una obra maravillosa de Dios. Concebida sin pecado original, María estuvo siempre libre de pecado, era totalmente pura, su alma nunca se corrompió, su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado.

También, tenemos presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre María y cómo ella supo responder a éstas. María alcanzó la Gloria de Dios por la vivencia de las virtudes. Se coronó con estas virtudes.

La maternidad divina de María fue el mayor milagro y la fuente de su grandeza, pero Dios no coronó a María sólo por maternidad, sino por sus virtudes: su caridad, su humildad, su pureza, su paciencia, su mansedumbre, su perfecto homenaje de adoración, amor, alabanza y agradecimiento.

María cumplió perfectamente con la voluntad de Dios en su vida y eso es lo que la llevó a llegar a la gloria de Dios.

En la Tierra todos queremos llegar a Dios y en esto trabajamos todos los días. Esta es nuestra esperanza. María ya ha alcanzado esto. Lo que ella ha alcanzado nos anima a nosotros. Lo que ella posee nos sirve de esperanza.

Desde su Asunción al cielo, María es nuestra Madre del Cielo y está dispuesta a ayudarnos en todo lo que le pidamos.

Un poco de Historia

El Papa Pío XII, bajo la inspiración del Espíritu Santo y después de consultar con todos los Obispos de la Iglesia Católica y de escuchar el sentir de los fieles, definió como dogma de fe la Asunción de María al Cielo en cuerpo y alma el 1 de noviembre de 1950.

"Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo".

La fiesta de la Asunción es “la fiesta de María”, la más solemne de las fiestas que la Iglesia celebra en su honor. Este día festejamos todos los misterios de su vida. Es la celebración de su grandeza, de todos sus privilegios y virtudes, que también se celebran por separado en otras fechas.

El día de la Asunción, además, en la Archidiócesis de Sevilla celebramos el día de nuestra patrona, Nuestra Señora de los Reyes, Patrona de la Archidiócesis de Sevilla.


Así reza esta antífona mariana del oficio de laudes de la liturgia de las horas del de la Asunción:

"Venite, adoremus Regem regum, cuius hodie ad aethereum Virgo Mater assumpta est caelum"

"Venid, adoremos al Rey de reyes, cuya Madre ha sido elevada a lo más alto del cielo"

En Paradas la festividad de la Asunción de la Virgen tuvo gran apogeo con la celebración de la Romería de Nuestra Señora de los Remedios, a la que asistía una gran multitud de vecinos de Paradas y de otros pueblos de alrededor convocados por la Archicofradía de la Ntra. Sra. de los Remedios, que se encargaba del culto a tan venerada imagen. Desde hace unos años se viene celebrando una romería en su honor. En el siguiente enlace a la página web del Ayuntamiento de Paradas se puede ver la programación de la romería. Rezamos, propicio, para recupere el apogeo religioso del que en otro tiempo gozó.

viernes, 15 de julio de 2011

Feliz día de San Eutropio

Hoy, 15 de julio, Paradas celebra la fiesta de San Eutropio, Obispo y Mártir de la Iglesia, Patrón de Paradas, en el día en el que según la tradición se hizo la dedicación del templo.


Pues para nuestra defensa
la Suma Bondad te ha puesto
a tu amparo recurrimos
Eutropio, Patrono nuestro.


De la luz que a Dios debiste
fuiste soberano espejo,
pues recibiste los rayos
y esparciste los reflejos.
La Divina claridad
en ti multiplicó efectos,
que para iluminar a muchos
a ti te alumbró primero.


Pues para nuestra defensa
la Suma Bondad te ha puesto
a tu amparo recurrimos
Eutropio, Patrono nuestro.


Diste buen pastor la vida
por tus ovejas y luego
manifestaste tú mismo
tu victoria y tu trofeo.
En tus sagradas reliquias
halló salud el enfermo,
auxilios el pecador
y el afligido consuelo.


Pues para nuestra defensa
la Suma Bondad te ha puesto
a tu amparo recurrimos
Eutropio, Patrono nuestro.


Oh, Dios, que por medio de San Eutropio, Obispo y Mártir, hiciste pasar a los pueblos paganos de las tinieblas a la luz de la verdad, concédenos por su intercesión permanecer firmes en la fe e inmutables en la esperanza del Evangelio que Él predicó...


¡PARADEÑOS, VIVA SAN EUTROPIO!




SANGUIS MARTYRUM - SEMEN CHRISTIANORUM


Tumba de San Eutropio, Basílica de San Eutropio (Saintes)

miércoles, 22 de junio de 2011

CORPUS CHRISTI, DÍA DE LA CARIDAD, carta del 26-06-11

El próximo domingo 26 de junio la Iglesia celebra la Festividad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, solemnidad para la que nuestro Arzobispo don Juan José ha publicado la siguiente carta pastoral:

CORPUS CHRISTI, DÍA DE LA CARIDAD, carta del 26-06-11

Queridos hermanos y hermanas:

Celebramos en este domingo la solemnidad del Corpus Christi, en la que todos estamos convocados a renovar nuestra fe en el sacramento eucarístico, fuente y cima de la vida cristiana. En este día de gozo todos estamos invitados a adorarlo, a aclamarlo en nuestras calles y a ir caracterizando nuestra vida como una existencia eucarística, modelada y conformada por este augusto sacramento. En esta solemnidad, celebramos también el Día de la Caridad, el Día de Caritas, la institución de la Iglesia al servicio de los más pobres. No es una mera coincidencia: la Eucaristía no sólo es expresión de comunión  en la vida de la Iglesia; es también proyecto de solidaridad para  toda la humanidad.

Los tres últimos años están siendo especialmente duros para los pobres, los parados, los inmigrantes, los sin techo, y para cientos de familias que sufren las consecuencias de la grave crisis económica que padecemos. Los técnicos y voluntarios de Caritas nos dicen que están desbordados. Han aumentado espectacularmente las demandas. Cada vez son más las personas que solicitan ayuda para pagar la hipoteca, el alquiler de su vivienda, los recibos de la luz y del agua, mientras las parroquias reclaman a Caritas alimentos para distribuir… Estamos ante lo que algunos han llamado con razón una verdadera emergencia social, que genera dolor, desesperanza, múltiples sufrimientos y frustración, que afecta también al personal de Caritas, que se ve impotente ante tantas situaciones de dolor, a las que no puede dar la respuesta que desearía porque los recursos escasean.

A pesar de todo, Caritas es en esta coyuntura un signo cierto de esperanza, tal vez el único para quienes, después de llamar a muchas puertas, han perdido las razones para seguir esperando. Caritas es lugar de esperanza, porque sus voluntarios, técnicos y socios están persuadidos de que su mejor tesoro no es el dinero o los alimentos que distribuyen, sino Jesucristo, en el que se nos ha manifestado el amor y la misericordia del Padre providente y bueno. Él se presenta ante su pueblo como el ungido por el Espíritu y “enviado a anunciar a los pobres la Buena Noticia, a proclamar la liberación a los cautivos, a devolver la vista a los ciegos, a dar libertad a los oprimidos y a  proclamar el año de gracia del Señor”  (Lc 4,18-19). Fundados en Él, escuchando su palabra que nos dice: “dadles vosotros de comer” (Lc 9, 13), ven en el rostro de los pobres el rostro doliente de Cristo, y les sirven con entrega generosa, conscientes de que al servir a los pobres están sirviendo al mismo Señor.

Ellos, como Jesús, que curaba las heridas físicas y morales, que consolaba a los tristes, devolvía la vista a los ciegos, hacía andar a los cojos y devolvía la vida a los muertos, venciendo la apatía o la indiferencia ante el hermano que sufre, generan signos y gestos de esperanza y son para los pobres una ventana abierta hacia el futuro. Como el Buen Samaritano ofrecen gratuitamente signos de compasión y de misericordia, gestos de verdadero consuelo, de cercanía, de cariño, de entrega, de escucha, de servicio, signos que muestran que para nosotros los pobres son nuestros hermanos, los preferidos de Jesús. Con humildad y confianza en la Providencia, ellos y nosotros, toda la comunidad diocesana debe ofrecer signos que devuelvan la ilusión y la alegría a quienes la han perdido, signos de austeridad en una sociedad marcada por el consumismo, signos en los que se haga patente que no sólo compartimos lo que nos sobra, sino incluso aquello que estimamos necesario, que es la prueba más palpable del verdadero amor.

Nuestra participación en la Eucaristía exige de nosotros, hoy más que nunca, signos que vivifiquen, que hagan visible que podemos vivir de otra manera, más austera, más fraterna y solidaria, que otro mundo es posible, el mundo soñado por Dios, fermento de la nueva humanidad.

Al mismo tiempo que invito a todos a ser generosos en la colecta de este domingo, destinada a Caritas, termino mi carta semanal agradeciendo a los voluntarios y responsables de Caritas Diocesana y de las Caritas parroquiales su entrega y los excelentes servicios que prestan a través de sus programas a los  transeúntes, inmigrantes, parados, enfermos de Sida y familias desestructuradas. Pido de nuevo a los sacerdotes que creen la Caritas parroquial en aquellas parroquias en que no existe, pues a la evangelización y a la celebración de la fe, le falta algo esencial si prescindimos de la diakonía de la caridad. A todos os invito a seguir fortaleciendo la genuina identidad cristiana de nuestras Caritas y a cuidar los fundamentos sobrenaturales de nuestro compromiso fraterno. En la Eucaristía, vivida, celebrada y adorada, encontraréis cada día la fuerza para seguir ofreciendo a nuestros hermanos más pobres motivos de esperanza en un futuro mejor. Haréis así real el lema de la campaña de  este año: “La Eucaristía, vida y fortaleza del voluntariado cristiano”.

Para todos, mi saludo fraterno y mi bendición.

+ Juan José Asenjo Pelegrina
Arzobispo de Sevilla

Fuente: www.archisevilla.org

lunes, 20 de junio de 2011

Anuncio de nuevo Párroco de San Eutropio

En el día de hoy el Arzobispo de Sevilla ha dado a conocer los nombramientos y traslados que constituirán los nuevos destinos pastorales de diversos sacerdotes a partir del próximo curso pastoral.

Entre ellos, figura el de D. Francisco Javier Aranda Palma como Párroco de San Eutropio, por quien desde ya pedimos especialmente al Señor para que en el que será su nuevo destino pastoral en nuestra parroquia colme de bienes espirituales a toda nuestra comunidad. D. Francisco Javier Aranda Palma actualmente es Párroco de San Roque (Las Cabezas de San Juan) y fue ordenado sacerdote en septiembre de 2003.

Por otra parte, y como ya anunció a la comunidad parroquial en las misas del primer fin de semana de junio, nuestro actual y querido párroco D. Andrés Ybarra Satrústegui ha sido nombrado Director Espiritual del Seminario Menor.

También damos cuenta del nuevo destino de nuestro paisano D. Manuel Palma Ramírez como Delegado Diocesano de Pastoral de Juventud y como Adjunto al Delegado de Pastoral Universitaria.

Desde estas líneas invitamos a todos los lectores a rezar por ellos y por todos los sacerdotes.

Más información en www.archisevilla.org

sábado, 18 de junio de 2011

CCL Aniversario Hermandad Virgen de los Dolores

El Foro Cristo de la Vera Cruz tiene a bien felicitar públicamente a la Hermandad y Primitiva Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén y Santísima Virgen de los Dolores con motivo de la celebración del doscientos cincuenta aniversario de la fundación de la Hermandad de la Santísima Virgen de los Dolores, allá en 1761 en la desaparecida Ermita del Señor San Juan de Letrán, por entonces también sede canónica de la Primitiva Hermandad de la Vera Cruz, en el día de hoy, 18 de junio, en el que la Hermandad celebra el acto central de la efemérides.

Como nuestros lectores bien conocen, la Primitiva Hermandad de la Vera Cruz ha tenido una estrecha relación a lo largo de la historia en Paradas con la Virgen de los Dolores, relación que se remonta desde perpetua costumbre (como literalmente citaban las reglas de la Vera Cruz del año 1720), hasta bien entrados los años sesenta del pasado siglo XX, permaneciendo aún en la memoria histórica de muchos paradeños.

Supuso un hito fundamental en la historia de la devoción del pueblo de Paradas a la Virgen de los Dolores, el hecho de que en un Cabildo celebrado el 29 de marzo de 1744 las Hermandades de la Vera Cruz, la del Dulce Nombre de Jesús y Santo Entierro de Cristo y la de Jesús Nazareno acordasen adquirir una imagen Dolorosa (por entonces llamada de la Soledad y de los Dolores), en torno a la cual se fundó la Hermandad de los Dolores en 1761, con la obligación en sus reglas de acompañar a las otras tres hermandades en sus cultos.

Desde este espacio, el Foro Cristo de la Vera Cruz manifiesta abiertamente su felicitación a toda la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santísima Virgen de los Dolores, a la que desea de todo corazón que la celebración de este acontecimiento redunde en la mayor gloria de Dios y de la bienaventurada Virgen María, y en la redención de las almas de sus hermanos y devotos.

Reiterando una vez más nuestra más sincera enhorabuena a la Hermandad, imploramos a Dios Nuestro Señor, con la intercesión de la Virgen María, para que tanto la celebración del día de hoy 18 de junio, como el resto de actividades que tienen programadas hasta final de año, redunden espiritualmente en el bien toda la Hermandad.

viernes, 10 de junio de 2011

Confirmación

El siguiente relato está dedicado a cuantos van a recibir el sacramento de la Confirmación el próximo domingo 12 de junio, a las 20 horas, en la Parroquia de San Eutropio, ceremonia que celebrará nuestro Obispo Auxiliar don Santiago. Esa misma tarde será reinagurado el Museo Parroquial, recientemente reformado.

Este domingo seré tu padrino de Confirmación. Estás en la flor de la vida, en plena juventud que desembarca en una madurez responsable.

Como padre me ha resultado muy emocionante haber visto cómo de manera espontánea quisiste apuntarte a la catequesis de Confirmación en la Parroquia y que, finalizada esa etapa, me pidieras que fuera tu padrino y que este domingo me acerque contigo al altar para que, elegante con tu traje y corbata y bajo la atenta mirada de nuetro Patrón San Eutropio, vea cómo te imponen el crisma mientras digo tu nombre y me vengan a la cabeza tantos momentos que hemos vivido juntos.

Te recordaré de bebé, cuando te traímos a bautizarte y te pusimos a las plantas de San Eutropio por primera vez.

Recordaré cuando siendo un crío te llevaba a la cama y rezaba contigo 'Jesusito de mi vida', con las misma palabras como yo lo había rezado también en mi infancia con tus abuelos, como tantos niños de tu edad hacían y como tantos niños siguen y seguirán rezando. Y cómo no acordarme de cuando le pedías al Niño Jesús que te ayudase a ser un niño bueno, bueno, bueno.

O cuando te enseñé a santiguarte y te explicaba que cuando hacías la señal de la Cruz en la frente era para borrar los malos pensamientos, en la boca para quitar las malas palabras y en el pecho para sacar del corazón los malos sentimientos. Y te susurraba al oído que cuando fueras mayor tú se lo enseñarías a tus hijos.

Te ayudaba a preparar la confesión, que lleno de nervios te costaba arrancar con el 'Ave María Purísima, hace tanto tiempo que no me confieso...', te acompañaba a la misa de los niños y cuando creciste un poco más ya te sentabas en misa con Mamá, con tu hermana y conmigo, y en familia nos acercábamos a comulgar.

Y ahora es tu decisión, tu responsabilidad, tu libertad bien ejercida, la que hace que este domingo nuestro Obispo Auxiliar don Santiago te imponga las manos y te diga "Recibe por esta señal de la Cruz el don del Espíritu Santo".

Habrá quienes digan que no es más que un rito de iniciación a la madurez, equivalente a una presentación en sociedad, a una puesta de largo, o a lo que hagan en las tribus cuando quieren hacer al muchacho ya hombre o aceptar que la chica ya está en edad fértil.

Pero para nosotros los cristianos es más, mucho más. Es el acto de libertad por el que un joven, por primera vez se enfrenta a una decisión en relación con lo más íntimo, con su fe, y decide comprometerse. Ese joven que decide libremente comprometerse ejecuta un acto de madurez. A partir de ahora tienes que saber que dispones de una libertad para usar tu cuerpo, tu mente y tu alma. Pero también asumes una responsabilidad. Precisamente en los tiempos de hoy, en unos momentos en los que la libertad es la reina y la responsabilidad es la gran ausente, tengo que decirte que estoy orgulloso de ti pero también tengo que decirte que ser libre es muy duro y que la responsabilidad inherente a la libertad de la que disfrutas te hará pagar precios a lo largo de su vida.

Como padre tengo la sensación de triunfo por haber llegado hasta aquí contigo (como ya hice con tu hermana) y una vez más tengo que dar gracias a Dios por darme la oportunidad de dejarme disfrutar de este día.

Y como cristiano, es esperanzador ver a este grupo con el que te has preparado para la Confirmación con alegría y al que dan ganas de gritar: seguid trabajando en arreglar el mundo, permaneced firmes en la fe y pasad el testigo a vuestros hijos.

Que Dios os bendiga.

lunes, 2 de mayo de 2011

Beato Juan Pablo II (Mayo, mes de María)

Entramos en el mes de mayo marcados por el  histórico día de ayer en el que el Papa Benedicto XVI proclamó beato a su predecesor el Papa Juan Pablo II, en una Eucaristía a la que asistieron más de un millón y medio de personas de todas partes del mundo.

Y al igual que hicimos en años anteriores, invitamos al lector a tener en este mes de mayo especialmente presente a la Virgen María, lo cual queremos reflejar con este hermoso vídeo dedicado al Beato Juan Pablo II y a la Virgen María.

Totus Tuus ego sum, Maria, et omnia mea tua sunt!



Tenemos un nuevo beato: Juan Pablo II, ruega por nosotros.

Oración para implorar favores por intercesión del Beato Juan Pablo II, Papa:

Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Beato Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor. 

Él, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna contigo. 

Concédenos, por su intercesión, y si es tu voluntad, la gracia que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos. 

Amén.


sábado, 30 de abril de 2011

Feliz día de San Eutropio

Hoy, 30 de abril, sábado de la Octava de Pascua, la Iglesia celebra la festividad de San Eutropio, Obispo de Saintes y Mártir, Patrón de Paradas.
En Paradas conmemoramos su fiesta el 15 de julio, día en que según la tradición se hizo la dedicación del templo.

Pues para nuestra defensa
la Suma Bondad te ha puesto
a tu amparo recurrimos
Eutropio, Patrono nuestro.

De la luz que a Dios debiste
fuiste soberano espejo,
pues recibiste los rayos
y esparciste los reflejos.
La Divina claridad
en ti multiplicó efectos,
que para iluminar a muchos
a ti te alumbró primero.


Pues para nuestra defensa
la Suma Bondad te ha puesto
a tu amparo recurrimos
Eutropio, Patrono nuestro.

Diste buen pastor la vida
por tus ovejas y luego
manifestaste tú mismo
tu victoria y tu trofeo.
En tus sagradas reliquias
halló salud el enfermo,
auxilios el pecador
y el afligido consuelo.


Pues para nuestra defensa
la Suma Bondad te ha puesto
a tu amparo recurrimos
Eutropio, Patrono nuestro.

Oh, Dios, que por medio de San Eutropio, Obispo y Mártir, hiciste pasar a los pueblos paganos de las tinieblas a la luz de la verdad, concédenos por su intercesión permanecer firmes en la fe e inmutables en la esperanza del Evangelio que Él predicó...

¡VIVA SAN EUTROPIO!


SANGUIS MARTYRUM - SEMEN CHRISTIANORUM


Tumba de San Eutropio, Basílica de San Eutropio (Saintes)

jueves, 14 de abril de 2011

Oración por la JMJ

Es de todos conocido que en este año del Señor de 2011 van a tener lugar en Madrid las Jornadas Mundiales de la Juventud a las que asistirá el Santo Padre, Benedicto XVI.

Se trata de una ocasión sin precedentes y de todo un privilegio para Madrid y para España, ya que pocas han sido aún las sedes y muchas las aspirantes. Por expreso deseo de su Santidad, Madrid las acogerá este año y es algo que debemos agradecer y ante lo que no podemos permanecer indiferentes.

Además de la participación en las Jornadas de todos aquellos peregrinos que en agosto se trasladen a Madrid a encontrarse con el Vicario de Cristo, la organización y la Iglesia en su conjunto nos piden a todos y cada uno de nosotros que cooperemos en esta obra tan importante para los jóvenes cristianos y la Iglesia misma, pues estas jornadas son verdadero semillero de vocaciones y catalizador de la fe en la juventud cristiana.

Todo aquel que haya tenido el privilegio de participar en una JMJ os podrá manifestar que es un evento que marca. Nadie vuelve indiferente. No solo se siente de un modo “real” la comunión con la Iglesia y el Romano Pontífice, sino que se comprende en cierto modo el verdadero sentido de la palabra “misión”, misión a la que todos estamos enviados a la vuelta a nuestra ciudad, nuestro hogar, nuestro trabajo, nuestras amistades, nuestra Parroquia.

Ciertamente, los modos materiales de colaboración son muchos, desde los donativos particulares hasta la loable labor de las familias de peregrinos que facilitan techo y sustento a miles de jóvenes que no pueden permitirse un viaje convencional y que vienen desde muy lejos y en muchos casos de países en los que los cristianos son perseguidos por su fe o de países desfavorecidos y entornos sociales humildes.

Sin embargo, se pide de nosotros, cristianos, un esfuerzo más espiritual: ofrecer nuestra oración por los frutos de estas jornadas, de modo que sean un revulsivo de la fe, no solo en la juventud española, sino en todos esos jóvenes que desde los cinco continentes vendrán a nuestra patria a encontrarse con el sucesor de Pedro y, en definitiva con Cristo mismo.

Esta oración individual puede convertirse en colectiva. En ese espíritu el señor Arzobispo ha solicitado a las hermandades y cofradías de la Archidiócesis que se unan en la oración ofreciendo su estación de penitencia por las JMJ y su contribución a la tarea misional y evangelizadora entre los jóvenes del mundo.
Con ese espíritu, desde el Foro Cristo de la Vera Cruz te animamos a que en estos días te sumes a la petición de nuestro pastor orando al Señor durante la Semana Santa por el éxito de las Jornadas Mundiales de la Juventud y por las vocaciones, y que si realizas estación de penitencia la ofrezcas por esas intenciones.

Desde el Foro Cristo de la Vera Cruz te animamos fervientemente a que reces por estas jornadas y a que tengas presente en tu corazón, en la intimidad de la oración, este importantísimo acontecimiento para Iglesia de España y el mundo.

lunes, 11 de abril de 2011

¡Enhorabuena, Pablo! ¡Enhorabuena, Pregonero!

En la mañana de ayer, Domingo de Pasión, Pablo Parrilla González pregonó la Semana Santa de Paradas en una Parroquia de San Eutropio completamente llena y que se volcó con el pregonero, interrumpido en aplausos en numerosas ocasiones.

Pablo Parrilla comenzó su Pregón con un canto a Paradas y con el recuerdo de vivencias de su más tierna infancia, continuando  el pregón tomando como hilo argumental la Pasión de Cristo, desde la procesión de palmas del Domingo de Ramos desde San Albino, hasta la Resurrección, pasando por los días grandes de Jueves y Viernes Santo y arrancando aplausos con las bellas y sentidas palabras que dedicó a todas y cada una de las imágenes de la pasión que tenemos en Paradas: Nuestro Padre Jesús Cautivo, Nuestro Padre Jesús Nazareno, el Santísimo Cristo de la Vera Cruz y el Santísimo Cristo de la Misericordia en su Traslado al Sepulcro, dedicando hermosas palabras, como no podía ser menos en alguien con arraigado amor a quien es Madre de Dios y madre nuestra, en sus advocaciones de Nuestra Señora del Mayor Dolor, Santísima Virgen de los Dolores y María Santísima de la Amargura.

Especialmente emotivas fueron las palabras dedicadas tanto al inicio como al final de su pregón a la Santísima Virgen de los Dolores, a cuya Hermandad ha estado vinculada su familia desde generaciones atrás (como nos dijo, su abuela no se llamaba Dolores por casualidad).

Hermosas fueron también las palabras dedicadas a la Hermandad de la Vera Cruz, hablándonos de esas cruces que flanquean Paradas por los cuatro costados para clamar que somos un pueblo cristiano; de la Cruz del Porche inaugurada un 3 de mayo, fiesta de la exaltación de la Santa Cruz; de la Hermandad de la Vera Cruz en procesión hasta los años sesenta y de las oraciones que recibe el Stmo. Cristo en la parroquia.

Un pregón desde la humildad y la sinceridad, lleno de sentimiento cristiano, en el que Pablo Parrilla se entregó a Paradas. Como muestra, el interminable aplauso con el que fue ovacionado al concluir su pregón.

¡Enhorabuena, Pablo! ¡Enhorabuena, Pregonero!

martes, 5 de abril de 2011

Buena Muerte

La buena muerte o muerte digna, o como se la quiera llamar, la da la fe, la categoría al morir, la dignidad de quien sabe Quien le espera con los brazos abiertos.

Por eso, paradojas del Evangelio, los parias que morían en las calles de Calcuta en los tiernos brazos de la Madre Teresa, sintiéndose al final amados, morían con dignidad. Y en cambio, tantos con tanto puesto, muriendo sin fe y sin esperanza, no tienen una muerte digna al morir sin la alegría de un Encuentro que es la vocación que da sentido a la vida entera del hombre.

A este respecto, referimos a continuación una columna de Javier Criado (uno de los psiquiatras más prestigiosos de Sevilla), publicada recientemente en ABC de Sevilla.


Buena Muerte
JAVIER CRIADO

De forma equivocada se piensa que Buena Muerte es aquella que cursa con placidez durante los últimos minutos o instantes de vida. No es así. Eso es una buena agonía, no una buena muerte. La muerte no es el final de la existencia natural sino el principio —esa es la fe— de la otra experiencia. Hasta llegar a ella imperan los procesos naturales y sobre ellos descansa el estar, el existir. Una vez aposentada ésta, es en lo sobrenatural donde se pisa todo el territorio.

No podemos decir que alguien murió mal por haber sufrido un proceso agónico doloroso, angustioso o agitado. Sería una necia inexactitud además de una barbaridad. Hay millones de enfermos que pueden llegar a retorcerse en sus camas antes de expirar -procesos de enfermedades terminales los hay de muchas y muy variadas características- y que sin embargo puede afirmarse de ellos que han muerto en paz. Es así porque enfrentaron la despedida con los deberes hechos. Y llegados al examen final, al trascendente, pasaron la prueba por derecho.

Esa es la Buena Muerte.

Dios-Hombre no se prepara una cama calentita rodeada por todas partes de cariño y confort. Sin embargo, encarna como nadie el más válido ejemplo. Es Él, por antonomasia, la Buena Muerte. No sufras si vistes padecer a alguien en la agonía; se estaba ganando el cielo, a pulso. Como buen trabajador hasta el fin, con uñas y dientes.



sábado, 2 de abril de 2011

Amar y servir a los pobres

Reproducimos a continuación la reciente carta pastoral de nuestro Arzobispo don Juan José, en la que hace un llamamiento a la responsabilidad de los católicos ante la crisis.

AMAR Y SERVIR A LOS POBRES, Carta del 27-03-11.
 
Queridos hermanos y hermanas:
 
En la Asamblea Plenaria de otoño de 2009, los Obispos españoles aprobamos una declaración sobre la crisis económica y sus raíces morales, que en absoluto ha perdido actualidad. En el ecuador de esta Cuaresma, en la que a todos se nos pide la renovación de nuestra fraternidad, puede ser útil volver a ella para invitaros a adoptar actitudes de cercanía eficaz a tantos hermanos nuestros que sufren agudamente las consecuencias de la crisis. Los Obispos iniciábamos el documento animando a las comunidades cristianas y a todos los hombres de buena voluntad a discernir el momento presente y a comprometerse con generosa solidaridad. En la introducción del texto se afirma que “la crisis económica que vivimos tiene que ser abordada, principalmente, desde sus causas y víctimas, y desde un juicio moral que nos permita encontrar el camino adecuado para su solución”.

El documento estudia las causas de la crisis y afirma que la razón última es el desvanecimiento de los valores morales, la falta de honradez, la codicia de muchos y la carencia de control de las estructuras financieras, fruto de la globalización de la economía. Las primeras víctimas son las familias, sobre todo las numerosas, los jóvenes, los pequeños y medianos empresarios, los agricultores y ganaderos, que viven en una angustiosa situación económica, y los emigrantes, que en los años pasados han contribuido a nuestro bienestar y a los que ahora no podemos abandonar. El documento denuncia la escasa protección social de la familia y las políticas antinatalistas, cuyas consecuencias sufrirán especialmente las futuras generaciones.

En la segunda parte, se afirma que no hay verdadero desarrollo sin Dios, que es el garante del verdadero desarrollo, que debe alcanzar a todo el hombre y a todos los hombres. Sugiere después que no puede haber auténtico desarrollo sino desde la plataforma de unas profundas convicciones religiosas y desde la luz de la fe, pues de lo contrario el mundo de la economía se regiría por la ley de la selva. Por ello, afirma citando la encíclica Caritas in veritate, que el desarrollo es imposible sin hombres rectos, sin operadores económicos y políticos que vivan fuertemente en su conciencia la llamada al bien común.
 
En su tercera parte, la declaración nos compromete a implicarnos en el servicio a las víctimas de la crisis. El sufrimiento de nuestros hermanos debe tocar nuestro corazón de creyentes e impulsarnos a dar una respuesta inmediata a tanto dolor, poniéndonos de su parte y en su lugar, bajándonos de nuestra cabalgadura como el Buen Samaritano para curar sus heridas y compartir con ellos nuestros bienes. Aquellos cristianos que tienen responsabilidades en la vida política o económica están obligados a impulsar un nuevo dinamismo laboral que nos comprometa a todos a favor de un trabajo digno, que sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer. En concreto, se pide un trato humano y solidario con los emigrantes, cuyos derechos no se pueden recortar, pues afectan decisivamente a su dignidad como personas.

El texto concluye con una llamada a las comunidades cristianas y todos los hombres y mujeres de buena voluntad a trabajar para superar la crisis, conscientes de que no habrá cambios sociales significativos y duraderos sin una verdadera conversión del corazón, a la que la Cuaresma nos invita con las palabras terminantes de los profetas. “Rasgad los corazones, no las vestiduras –nos decía el profeta Joel el Miércoles de Ceniza-: convertíos al Señor Dios vuestro, porque es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en piedad”.
 
Sólo hombres convertidos, con un corazón nuevo y un espíritu nuevo, serán capaces de impulsar los cambios sociales necesarios para que el auténtico bienestar llegue a todos los hombres. La Iglesia tiene en este sentido un vademecum precioso, su Doctrina Social, que nos orienta a la hora de impulsar un verdadero desarrollo integral, que requiere una renovación ética de la vida social y económica, un compromiso renovado de servicio a los pobres y una apuesta decidida en la lucha contra la pobreza como exigencia de la caridad. Así lo están haciendo ejemplarmente nuestras Caritas, Manos Unidas, las parroquias, los religiosos y las Hermandades y Cofradías, como expresión de la dimensión samaritana de la Iglesia. Junto a estas instituciones, y apoyándolas como se merecen, todos nosotros debemos ser conscientes en esta hora de la urgencia de comprometernos, adoptando estilos de vida más austeros y haciendo un esfuerzo supremo, heroico si fuera necesario, para salir al paso de esta verdadera emergencia social que hiere a tantos hermanos nuestros. No olvidemos que, como escribiera San Juan de la Cruz, “en la noche de la vida nos juzgarán del amor”.
 
Concluyo deseándoos una santa y fructuosa Cuaresma, vivida cerca de los pobres, que es tanto como decir, vivida muy cerca del Señor, pues es a Él a quien servimos cuando socorremos a los necesitados.
 
Para todos, mi saludo fraterno y mi bendición.
 
+ Juan José Asenjo Pelegrina
Arzobispo de Sevilla

domingo, 20 de marzo de 2011

Reliquia del Lignum Crucis en Paradas

Jornada intensa la vivida ayer en la Vera Cruz de Paradas. A primera hora de la mañana llegó a nuestra Parroquia de San Eutropio el Lignum Crucis, reliquia de la Santa y Verdadera Cruz de Cristo, que posee la Confraternidad de Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz.

Jesucristo verdaderamente presente en
el sacramento de la Eucaristía y la reliquia
de la Santa y Verdadera Cruz de Cristo
sobre el altar


El Lignum Crucis presidió la misa de 12 (festividad de San José, día de precepto) estando situada sobre el altar, asistiendo a la misma D. Juan Jesús Sánchez Madrid, Presidente de la Confraternidad. Al término de la misa el Lignum Crucis fue expuesto a la veneración de los fieles, que pudieron besar la reliquia.

A continuación se celebró una sesión de formación, con el salón parroquial abarrotado. Al término de la sesión, se realizó una oración a los pies de la venerada imagen del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y se expuso la reliquia a la veneración de los fieles.

La tarde continuó con la celebración de un almuerzo fraterno en el recuperado patio trasero de la parroquia, recientemente adecentado por miembros del grupo de formación de la Vera Cruz.

Se da la circunstancia de que es la primera vez que se documenta la presencia de una reliquia de la Santa y Verdadera Cruz de Cristo en Paradas, y desde esta página se agradece a la Confraternidad de Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz el haber tenido a bien honrar a nuestro pueblo la presencia del Lignum Crucis.


Imagen del Stmo. Cristo de la Vera Cruz
con la reliquia del Lignum Crucis a sus pies